Nº 23 - Reseñas

El futuro de la Sanidad en España

Hay obras que, por el rigor de su contenido y por la oportunidad temporal de su aparición, están llamadas a constituirse en referencia obligada de estudiosos y en contribución esencial para los que, con honestidad científica y clarividencia política, buscan soluciones a los asuntos más escabrosos del acontecer económico y social de una época, cualquiera que ésta sea, en la que ha correspondido vivir.
 
En la España de nuestros días, y desde hace ya algunos lustros, pocos asuntos han merecido tanta atención como el sistema sanitario, configurado éste en el sentido más amplio del término. Atención y cuidados sanitarios, tanto en la esfera pública como privada, dispensa y consumo de fármacos para combatir las enfermedades y dolencias, extrapolando todo este ámbito sanitario al más ambicioso de la salud del pueblo español: calidad y esperanza de vida, hábitos de comportamientos vitales con repercusión en la salud, etc. Y todo ello, sin orillar los discutidos sistemas de financiación y su suficiencia, con la transposición que de los mismos se realiza a los fenómenos de calidad del sistema sanitario.
 
Pues bien, quien de algún modo se haya visto embargado en algún momento por problemáticas de este orden en torno a la sanidad encontrará, a buen seguro, en el libro de referencia motivos adicionales de reflexión, a la vez que, con toda probabilidad, respuestas que le permitirán afianzar hipótesis sobre las que seguir investigando, en ese camino del descubrimiento de parcelas cuya satisfacción radica, más que en verlas cumplidas, en alumbrar nuevos caminos con los que seguir perfeccionando una obra que, como humana, es siempre susceptible de mejora y perfección.
 
En la obra se encontrarán tres planos bien diferenciados. De una parte, una aproximación epistemológica al fenómeno sanitario realizada por cuatro especialistas que reúnen, en sí mismos, un conocimiento teórico del problema, a la vez que una experiencia práctica avalada por sus trayectorias en los diferentes ámbitos profesionales en los que se ha desenvuelto el devenir de su propia historia. Su magistral contribución, lo es, con rigor extraordinario a la vez de con virtuosa sencillez, huyendo de toda sofisticación y de elucubraciones innecesarias y engorrosas, que siempre dificultan la comprensión y, a menudo, encubren la ignorancia del autor.
 
Tras ese marco, que sienta el fundamento sobre el que edificar el estudio, encontrará el lector un análisis de la situación actual del estado de la sanidad y de la salud en España, capaz de satisfacer con creces la más exigente apelación al rigor. Abundancia de datos estadísticos, aunque no dato alguno superfluo. La información constituye un artesonado coherente en el que cada dato aporta el soporte empírico para el estado de la sanidad en España que se describe a lo largo del capítulo.
 
El último capítulo reúne el trabajo de campo, cifrado en 250 entrevistas a otros tantos profesionales de la sanidad y de la política y administración sanitarias, que unen, a sus escuetas respuestas a los cuestionarios, los comentarios libres y espontáneos, ilustrativos en grado sumo de sus aseveraciones y advertencias. Médicos, enfermeros, farmacéuticos, gerentes de hospitales y centros sanitarios y expertos en sanidad se han dado cita en el trabajo, comprendiendo una cobertura en la que se incluyen la casi totalidad de las Comunidades Autónomas, que ejercen las competencias en los servicios sanitarios y de salud.
 
Se podría decir que todos los temas de interés en el campo de la sanidad, y muy especialmente aquellos que han atraído la mayor polémica en los últimos años, están ampliamente tratados en el trabajo. Desde la calidad objetiva y la percepción subjetiva del servicio hasta la suficiencia de recursos para su financiación; desde los parámetros comprensivos del factor humano, en concreto del personal sanitario, hasta la incorporación de las nuevas tecnologías para diagnóstico y tratamiento de enfermedades; desde la medicina preventiva a la paliativa; desde los factores determinantes de la salud, tales como los hábitos de vida y los alimentarios, hasta la influencia que el género pueda tener en la esperanza de vida y en la calidad de la misma.
 
Temas tan propicios para la polémica como la gestión privada de los centros sanitarios públicos, o como el copago en los medicamentos, tendente a una mayor racionalización en el uso de éstos, son aspectos que merecen cumplida consideración en las páginas del trabajo de referencia.
 
El conflicto entre el trato personalizado y próximo, que pretende evitar el coste humano del desplazamiento en el tratamiento de los pacientes, y las economías de escala que derivan de la concentración en grandes hospitales de equipamiento e instalaciones, acreedores a una mayor eficiencia, merecen atención especial con profundidad y rigor. De aquí la más que probable necesidad de revisión del actual modelo autonómico de atención y la compensación entre autonomías por las atenciones externas a la jurisdicción que las presta, con el fin de aportar racionalidad y eficiencia en el uso de los recursos disponibles, que, siendo escasos, no se pueden ver entorpecidos por un hermético sistema burocrático de espaldas al aprovechamiento exigible a cualquier administración de recursos públicos.
 
El objetivo de gastar más, pero sobre todo de gastar mejor, para conseguir una mayor calidad en el servicio sanitario es una preocupación que late en lo más profundo del estudio, y que avala la política sanitaria de un país moderno con la atención puesta en las condiciones de vida de sus ciudadanos.
 
Los preocupados por estos aspectos de la vida individual, familiar y social se verán obligados, sin duda alguna, a adentrarse en el contenido de este estudio que, editado por el Circulo de la Sanidad, se pone a disposición de especialistas y no especialistas, en un intento de poner luz donde, con frecuencia, abunda la oscuridad.
 
 
Amando de Miguel (et al.), El futuro de la Sanidad en España. Madrid, Círculo de la Sanidad, 2004.

Comentar artículo

Número 23

Número 23
Abril 2005

Copyright. La Ilustración Liberal Madrid, 1999-2011.
Expresamente prohibida la redistribución y la redifusión de todo o parte de los contenidos,
sin previo y expreso consentimiento de La ilustración Liberal

lailustracion@libertaddigital.com